Génesis 3: El encuentro con la serpiente

En el Edén, un jardín de pura belleza,

donde Dios creó al hombre y a su esposa,

Una serpiente astuta se deslizaba,

Tentando a Adán y Eva con palabras engañosas.

“¿Acaso Dios prohibió de todos los frutos comer?

Ese árbol en el centro, ¿no os hace estremecer?”

Eva, confundida, respondió con vacilación,

“No, solo ese fruto nos negó el Señor”.

La serpiente, con malicia, susurró en su oído,

“Si lo pruebas, serás como Dios, sabio y decidido”.

Y Eva, cautivada por el deseo de saber,

tomó el fruto prohibido y lo compartió con Adán sin temer.

De repente, los ojos de ambos se abrieron,

la inocencia perdieron, y la vergüenza sintieron.

Se cubrieron con hojas, pero no podían esconder,

la desobediencia que Dios pronto iba a conocer.

Dios, con amor y tristeza en su voz,

les preguntó sobre el fruto y escuchó su razón.

Aunque el pecado había manchado el corazón humano,

la misericordia de Dios brilló como un faro.

Expulsados del Edén, pero no abandonados,

Adán y Eva enfrentaron un mundo cambiado.

A pesar de las consecuencias y el dolor,

Dios prometió redención, un día la salvación.

Porque en medio de la oscuridad y la caída,

Dios mostró su amor, su gracia infinita.

Y aunque el pecado marcó a la humanidad,

la esperanza de redención siempre brillará.

Así como Adán y Eva en aquel Edén,

nos enfrentamos a tentaciones, a veces cedemos.

Pero recordemos la promesa divina,

que en Jesucristo, la salvación se avecina.

En nuestras debilidades y momentos de desobediencia,

volvamos al Señor, busquemos su presencia.

Porque Dios, con amor inmenso y sin medida,

nos ofrece perdón, vida eterna y alegría.

0 Comments

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Génesis 4: De Caín a Set, la esperanza renace

Génesis 4: De Caín a Set, la esperanza renace

En el albor de la humanidad, dos hermanos nacieron, Caín y Abel, hijos de Adán y Eva, criaturas del Señor. El primero, labrador; el segundo, pastor, Ofrendas presentaron, sin saber lo que el destino les deparó. Caín ofreció sus frutos, recogidos del suelo, Mientras...

Genesis 2

Genesis 2

Genesis 2 En el principio, cuando todo era nada,Y la tierra yacía en un abismo oscuro,Dios susurró al viento, plácido y suave,Y el soplo de vida comenzó a brillar. En el jardín del Edén, la creación floreció,Donde los ríos fluían con aguas cristalinas,Árboles...

Amor divino

Amor divino

Amor Divino De dos almas unidas en amistad divina,Surge una historia de amor, como la vid y la parra,Amigos desde niños, compartiendo la vida,Como el sol y la luna, juntos en cada jornada. Como el Cantar de los Cantares, su amor florece,Sus corazones entrelazados,...

Genesis 1

Genesis 1

Genesis 1 En el principio, Dios creó el cielo y la tierra, Y en su infinita sabiduría, dio luz a nuestra senda, Dijo Él: "Hágase la luz", y así fue la claridad, Mientras la noche abrazaba, con su manto de oscuridad. En el segundo día, las aguas Él separó, Y al...

Proverbios 17:17

Proverbios 17:17

Proverbios 17:17En la quietud del alma, un susurro divino, Un lazo que trasciende lo terrenal, lo mundano, La amistad cristiana, cual estrella en la noche, Brilla con intensidad, guiando nuestro andar. Como dos peregrinos en un sendero sin fin, Nuestros corazones se...

Amistad a Distancia

Amistad a Distancia

Amistad A Distancia En la distancia, dos almas se encuentran,Unidas por la fe y el amor que sustentan,Amigos lejanos, como estrellas en el firmamento,Brillando juntos, aunque separados por el tiempo. El amor es un puente, que no conoce fronteras,Un lazo invisible, que...